El caso de éxito de Guardian Automotive

MundoLuna.es

21 octubre 2020

Guardian Automotive es una de las grandes empresas a nivel europeo y mundial en el mercado de vidrios y cristales para el automóvil. Desde parabrisas a lunetas y cristales entre otras clases de piezas, cuenta con un repertorio de primera calidad. Guardian Automotive opera en la actualidad en España con dos plantas, materializando soluciones de vidrio y fabricando parabrisas o lunas. Una de ellas está en Álava (en concreto en Llodio) mientras que la otra está ubicada en Valencia.

La empresa está asociada con CMG Consultores, quienes son pioneros en Europa en implantar el llamado Demand Driven MRP (Planificación de requerimientos de materiales). Se trata de una metodología de empresa que busca evitar el exceso de inventario y que el material esté en perfecto estado siempre. Dicho de otro modo, optimizar recursos y mejorar el proceso de ventas. También se reducen los costes asociados a las urgencias, mejorando el flujo de materiales para el cliente. No solo se aplica al mundo del cristal y la automoción, también a la aeronáutica, el textil, bienes de consumo de alta rotación…

Gracias a esto, se aumenta el nivel de servicio a la par que se reduce la media de inventario. Guardian Automotive cuenta, además de las dos fábricas, con dos redes de reposición de lunas para el automóvil y una red de distribución y comercialización. La planificación se basa en las previsiones y las diferentes herramientas disponibles.

Retos del mercado

Las previsiones se ven a menudo desafiadas por un entorno muy dinámico, cambiante e inestable. Uno de los principales motivos es la emergencia de número de referencias de un producto con una corta vida útil en el mercado. Es decir, es posible y cada vez más que el producto acabe quedándose obsoleto. También se trabaja con lotes de producción de grandes cantidades y de primera calidad de modo que se pueda convertir en un producto primera calidad.

Por ello, es primordial saber adaptarse con rapidez a los cambios que se observan en el mercado, ajustándose con buffers de producto terminado. Estos se ajustan a diario según las variaciones de la demanda, eliminándose las previsiones. En base a la venta de este producto se crean lotes de modo que se minimiza el riesgo de obsolescencia. También se colocan buffers de materias primas que filtren la alta variabilidad del aprovisionamiento. De este modo es posible dar una mayor estabilidad al proceso de producción para optimizar la venta más adelante.

Resultados

El resultado es una estandarización en el proceso de planificación de la cadena de suministro en todos los niveles: lo que se conoce como Replenishment+. Esto permite que Guardian Automotive pueda ofrecer unos plazos de servicio más atractivos a sus clientes. Además de implantar desde hace años este proceso, Guardian anunció hace unos días una inversión de 5 millones en la planta de Llodio. Con esta inversión se incorporará unas nuevas instalaciones de lavado y laminado, así como un nuevo equipamiento de inspección automática.

Los clientes de Guardian Automotive contarán con una oferta expandida tanto de productos originales como de piezas de repuesto. Es decir, se mejorará y optimizará el proceso de producción aún más, tal como se puede leer en el comunicado oficial. Por otro lado, se refuerza la economía y se promociona el empleo en el distrito de Aiaraldea, siendo buenas noticias para Álava.

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.