Apple desarrolla una patente para evitar ‘intrusos’ a través del parabrisas

MundoLuna.es

30 septiembre 2021

La oficina de patentes de los Estados Unidos le ha otorgado de manera oficial a Apple una patente muy interesante. Esta patente, la 11.021.126, describe un aparato capaz de detener la entrada de objetos extraños en un vehículo de pasajeros. A priori, se trata de un dispositivo que evitaría estos casos si intenta entrar a través del parabrisas. O bien que nada extraño se introduzca en caso de un accidente.

Este aparato incluye también un panel de instrumentos ubicado entre el parabrisas y la cabina de pasajeros, así como un airbag. Este airbag se activaría en el área situada sobre el panel de instrumentos. De esta manera, el airbag obstaculizaría la entrada de cuerpos extraños al habitáculo, protegiendo a los ocupantes. Serviría como apoyo para la función del propio parabrisas. Este, al ser laminado, si se rompe, los pedazos de cristal se quedan pegados a la lámina de modo que no caen hacia el habitáculo.

Por supuesto, esta patente está relacionada de manera directa con el Proyecto Titán en el que Apple lleva trabajando con máximo secretismo durante años. Ya se han registrado un gran número de patentes relacionadas, como un parabrisas capaz de detectar automáticamente si tiene fisuras o grietas. Se espera que de este Proyecto Titán Apple saque al mercado o bien un coche autónomo o tecnología de conducción autónoma. Todas o casi todas las marcas del sector de la automoción están apostando por esta tecnología, basándose en la evolución de los sistemas ADAS.

Interesante para casos de accidentes

Supongamos el caso de un choque frontal entre dos vehículos, donde saltan muchas piezas de ambos con la fuerza del impacto. Los coches se van a deformar con el impacto y es posible que alguna pieza salga despedida. Con la posibilidad de que salga despedida en dirección a alguno de los dos habitáculos. Es aquí donde la patente de Apple entraría en acción, evitando que cualquier elemento extraño pudiera hacer daño a los ocupantes. De hecho, en algunas jurisdicciones las normativas de seguridad de los vehículos requieren que las partes externas de los vehículos no puedan entrar en caso de accidente.

Además del panel de instrumentos y del airbag, se incluye dentro de la patente un elemento deformable con el mismo ancho que el parabrisas. Su función es la de limitar la deformación de la zona frontal del vehículo en caso de accidente. Por regla general, en los coches de hoy día se suelen deformar partes de la carrocería de manera que el habitáculo quede intacto. Es decir, desviar las fuerzas de modo que ninguna, o las mínimas posibles, puedan afectar a los pasajeros. En coches antiguos esto no era tan efectivo y, aunque las partes delantera y trasera pudiesen aguantar más, esas fuerzas se transmitían tanto al habitáculo como al chasis, con el peligro que eso conlleva.

Según la patente, el panel desplegable se podría activar con un artefacto pirotécnico (por ignición) o a través de un muelle con actuación mecánica. La idea de Apple incorpora además un film en el parabrisas y una estructura hinchable. Contaría con un inflador, que se activaría en cuanto los sensores detectaran un peligro inminente.

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.