¿Cuál es el secreto del cristal blindado del Tesla Cybertruck?

MundoLuna.es

21 julio 2021

Una de las características más prominentes del Tesla Cybertruck es su cristal blindado, el llamado Armor Glass a prueba de balas. Además de su singular aspecto, la durabilidad del Cybertruck es uno de los aspectos más destacados. Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente este cristal blindado, el Armor Glass? ¿Es igual que otros cristales blindados presentes en el mercado? Esta pregunta se responde estudiando la patente que describe el diseño de este cristal.

El uso de acero inoxidable en este aspecto recuerda a otro vehículo mítico: el DeLorean DMC12 protagonista de las películas Regreso al Futuro. El Cybertruck fue presentado en sociedad en noviembre de 2019. El diseñador jefe de Tesla, Franz von Holzhausen, golpeó el exoesqueleto de acero inoxidable con una almádena. Después lanzó una enorme bola de metal a la puerta del conductor, asegurando que aguantaría varios golpes sin romperse. No obstante, sí que se rompió, dejando enormes grietas sobre la superficie del cristal.

Esto se debió a que los golpes previos con el martillo dañaron la base del cristal, debilitándolas de manera significante. De este modo, los golpes con la bola de metal fueron suficiente para rematar el cristal. Más tarde se publicó un vídeo en el que solo se le golpeaba con la bola de cristal, aguantando sin ningún problema. Es decir, como se suponía que tenía que funcionar desde el principio. Por tanto, ¿qué características esconde la patente del cristal del Tesla Cybertruck?

La patente

Según esta patente, la combinación del llamado cristal multicapa tiene solo un 10% de margen de error con un impacto de 2J, según Teslarati. En resumen, esta patente se basa en dos capas diferentes de cristal. En definitiva, no se diferencia mucho de la construcción de otros cristales laminados al contar con varias capas.

La capa interior está reforzada con productos químicos de modo que pueda ser más flexible de lo habitual. Hasta aquí todo normal, estando unida a una capa intermedia. Esta capa interior tiene un grosor de entre 0,5 y 1,1 milímetros de grosor. El adhesivo absorbente de energía es el que une las dos capas de cristal.

La capa exterior, a su vez, tiene como componente más característico el borosilicato. Es decir, un cristal con un bajo punto de fusión hecho de óxido de boro y sílice. Esta mezcla tiene la propiedad de ser más resistente a shock térmicos en comparación con otras clases de cristal que existen en el mercado.

Como se indica en la patente, Tesla es consciente de que los cristales habituales, como los parabrisas y lunas normales, son más bien frágiles. Si una pequeña piedra del coche que nos precede en carretera sale despedida con la fuerza suficiente, puede dañar nuestro parabrisas. Lo suficiente como para requerir una reparación o una sustitución con el coste para el dueño del coche que ello supone.

Para eso está diseñada la capa externa: para resistir la aparición y propagación de fisuras a través de la superficie del cristal. Protegiéndose tanto de golpes térmicos como de impactos del exterior, el Tesla Cybertruck está protegido de varios de los mayores enemigos de un cristal. Ya sea parabrisas, lunas o lunetas…al menos en la teoría que refleja la patente.

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.