Talleres de cristalería, también especialistas en pulido de faros

MundoLuna.es

18 junio 2021

En un taller de especialistas en cristalería del automóvil no solo se encargan de parabrisas y demás lunas de nuestros coches. También realizan otra serie de tareas y servicios para sus clientes. Uno de ellos es el pulido de faros, una tarea muy importante en materia de seguridad. Sobre todo a la hora de conducir de noche, pues un buen estado de los faros nos permitirá ver mejor la carretera. La visibilidad, en cualquier condición en la que conduzcamos, es primordial.

Los faros no son exactamente de cristal, sino de policarbonato y otros materiales similares. Esto les otorga una resistencia mayor que la del cristal convencional, entre otras ventajas, pero también algunos inconvenientes. La principal es el propio efecto de las bombillas (halógenas, de xenón o LED) y el paso del tiempo. Con el calor que emiten las luces – de posición, cruce, cortas o largas – se va quemando la superficie del plástico. Esto es lo que les da ese aspecto amarillento, como envejecido. Pero sobre todo, les quita alguna de sus propiedades transparentes, afectando la manera en la que iluminan la carretera. Además, hace ‘envejecer’ el coche, por lo que pulirlos es una gran idea sobre todo si queremos mantener bien el coche o incluso venderlo en el mercado de coches de ocasión.

El propio calor que reciben del sol también incide en este efecto, además del calor de las bombillas. De hecho, si nuestros faros no están en buen estado el coche no pasará la ITV, pues es otro de los aspectos que comprueban. Es por ello que se deben comprobar cada cierto tiempo, como mínimo.

Disponible en casi todos los talleres de cristalería

En la actualidad, casi en cualquier taller de especialistas en cristalería se ofrece el servicio de pulido de faros. Se trata de una operación sencilla, si se compara por ejemplo con la sustitución de parabrisas de un camión, tractor o una autocaravana. El pulido de faros es una tarea que incluso es posible hacerla en casa, utilizando materiales cotidianos.

Uno de los métodos más recurridos entre los caseros es el uso de agua, bicarbonato de sodio y pasta de dientes. Mezclándolo todo en un recipiente – con una cucharada de bicarbonato debería bastar – obtenemos la solución que necesitamos para rejuvenecer nuestros faros. Tan solo hay que aplicarla con un cepillo de dientes o un objeto similar. Se reparte por toda la superficie, se aclara posteriormente y con esto debería bastar.

Es un proceso que es compatible con la gran mayoría de grupos ópticos que podemos encontrar en el mercado. Otros ingredientes que pueden ser útiles son el pulimento (que sea abrillantador, pero sobre todo que no lleve silicona para no dañar la carrocería) o barniz. Ahora bien, si los faros están muy desgastados es posible que sea necesario lijar la superficie para eliminar costras que se puedan formar.

En un taller especializado existe una ventaja pues cuentan con herramientas especializadas para hacer la tarea más sencilla y darle un acabado más profesional aún. A finales del pasado mes de mayo Auto Cristal Ralarsa ofreció incluso una oferta especial para pulido de faros. Por 45,95 euros ofrecían el pulido de los dos pilotos delanteros si se reservaba a través de su página web.

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.