Como un jugador de la NFL se salvó gracias a su parabrisas

MundoLuna.es

25 agosto 2021

Es una historia curiosa la que llega desde Estados Unidos. En concreto desde Kansas. Se trata de un gran ejemplo de la importancia que tiene un parabrisas para salvar vidas en determinados casos. Como ya hemos explicado en muchas ocasiones en otros artículos de MundoLuna, es un elemento de seguridad a la par que un elemento estructural. El protagonista de esta historia es el quarterback de los Broncos de Denver Drew Lock. Y una tuerca.

El jugador profesional de fútbol americano estaba circulando con su coche por la autovía cuando se llevó un susto monumental. Una tuerca de coche salió despedida de la nada, impactando contra el parabrisas del coche de Lock. Este tendrá, en este mes de julio, un entrenamiento intenso. Esto se debe a que competirá por el puesto de primer quarterback contra Teddy Bridgewater.

Antecedente similar en la F1

Un objeto del tamaño y peso de una tuerca a la velocidad que se circula en autopista podría haber sido muy peligroso. Un ejemplo claro de ello se vio en la Fórmula 1, en el Gran Premio de Hungría de 2009. Durante los entrenos, Felipe Massa rodaba por detrás de Rubens Barrichello en el circuito de Hungaroring. De repente, del Brawn de Barrichello se suelta un muelle, que impacta en el casco del piloto de Ferrari. Con el peso del muelle y la velocidad a la que rodaban, además de recibir un impacto directo, Massa perdió el conocimiento. Desvanecido, el brasileño siguió con el pie derecho hundido en el acelerador hasta llegar a la siguiente curva e impactar con las barreras. Los comisarios tuvieron que rescatarle del coche.

Massa se perdió el resto de la temporada pero, gracias a los avances de seguridad en Fórmula 1, logró recuperarse por completo. Siguió en Ferrari cuatro temporadas más antes de terminar su carrera deportiva en Williams. De hecho, continuó como piloto profesional, embarcándose en la Fórmula E. Ahora bien, ese golpe llegó un año después de su asalto al título, llegando a ser campeón mundial…por un minuto, antes de que Lewis Hamilton lograse el punto que necesitaba para ser campeón en 2008. Massa nunca volvió a tener la oportunidad de pelear por el título ante la llegada de la era Red Bull y el dominio de Mercedes en la actual era V6 turbo híbrida.

Hombre con suerte

Por suerte, el parabrisas laminado realizó su función a la perfección en este caso. La tuerca quedó incrustada en el parabrisas del coche de Lock, agrietándose pero sin llegarse a partir. De esta manera Lock salió completamente ileso del susto. La patrulla de Kansas socorrió a Lock, quien tuvo que parar su viaje ante el estado de su parabrisas.

Eso sí, este quedó bastante maltrecho y tendrá que ser sustituido pues los daños son demasiado graves como para reparar el mismo parabrisas. Un parabrisas solo puede ser reparado si la grieta o fisura es de un tamaño determinado. A modo de referencia, si los daños se pueden cubrir con una moneda de dos euros, se puede reparar. Si la moneda no los cubre, hay que pedir cita para una sustitución de parabrisas.

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.