Cómo sustituir lunetas traseras complicadas

MundoLuna.es

26 febrero 2021

En la actualidad, y aunque los modelos de diferentes marcas van unificando sus diseños para buscar la mayor optimización posible, existen muchos diseños. Algunos son más sencillos, otros más transgresores…todos logrando avances en materia de seguridad así como en calidad prestacional. Ahora bien, existen algunos modelos cuyos cristales, por ejemplo la luneta trasera, es complicada de instalar por su posición o ángulo. En este artículo vamos a ver un ejemplo claro y actual de ello.

A lo largo de la historia, viéndose miles y miles de diseños diferentes, se han observado algunos que incluso desafiaban la lógica al volante. Un ejemplo de ello era el mítico Lamborghini Countach. Su luneta trasera ofrecía tan poca visibilidad, especialmente con el alerón trasero de la versión LP5000S, que había que tirar de espejos retrovisores e incluso sacar la cabeza para poder maniobrar. Al tener las puertas tan pequeñas, uno incluso sacaba medio cuerpo del habitáculo. Eran otros tiempos, sin duda…

Primeros pasos

El coche en el que nos vamos a fijar para este ejemplo es el Honda Civic 2020. Se trata de un vehículo con una luneta trasera particularmente difícil de montar, según técnicos han informado a medios como Glassbytes. En estos casos, se empieza preinspeccionando el vehículo, asegurándose de que el spoiler o alerón trasero están fijos. También se revisa que no se haya producido ningún arañazo en caso de haberse roto el cristal. Después se colocan trapos tanto en el suelo como dentro de la zona situada bajo el cristal por si cae algún pedazo de cristal templado.

A continuación, se elimina el limpiaparabrisas, en este caso con un tornillo de unos 10 milímetros sosteniendo el brazo. Bajo el brazo hay una pieza de plástico, un tornillo de 23 milímetros y un limpiador de metal que también hay que retirar para sustituir la luneta. Después, se quita tanto la cubierta situada encima del maletero como las cubiertas de las manetas. Para acabar con el exterior, se retiran los dos tapones rectangulares, con cuidado ya que se dañan con facilidad – de hecho, los especialistas incluso añaden el número de referencia de la pieza, 74828-TGGAO1 para el de la izquierda y 74829-TGGAO1 para el de la derecha, así como los clips cerca del borde inferior.

Una vez dentro del coche

Se comienza retirando las piezas de la parte superior, prosiguiendo con las de los laterales para acabar con la zona inferior alrededor de la luneta. Entonces es cuando se puede retirar el motor de los limpiaparabrisas, previa desconexión del mismo. Después se quitan las dos luces así como otros elementos que nos impidan la reparación o sustitución.

Una vez se sigan todos estos pasos, entonces es momento de poder instalar la nueva luneta trasera, asegurándose de que no queden restos o pedazos del anterior en caso de sustitución. Después, será necesario reinstalar todas las piezas en orden inverso para completar el proceso. Para terminar se realiza una prueba para comprobar que tanto las luces como los limpiaparabrisas funcionan correctamente, así como que no haya filtraciones.

Es preciso recordar que este caso es específico para el Civic 2020, pero existen muchos modelos cuyo diseño complican la tarea de sustitución de lunetas. La inclinación del propio cristal es un motivo en multitud de casos, algo que se ve en coches con carrocerías hatchback o coupés.

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.