¿Cómo funciona el reconocimiento de señales de tráfico?

MundoLuna.es

29 marzo 2021

En los coches actuales la tecnología es más avanzada que nunca, mucha de ella estando instalada en el parabrisas. Hacemos referencia aquí a los sistemas avanzados de ayuda a la conducción, también conocidos como sistemas ADAS. Estos son una unión de sensores, radares y cámaras que, conectados a una centralita, procesan los datos e información recopilada y la muestran al conductor. En concreto, vamos a fijarnos en este artículo en uno de los más comunes y trabajan de manera más continua: el reconocimiento de señales de tráfico.

Su funcionamiento es bien sencillo. Una cámara frontal, instalada en el parabrisas (o cerca), escanea las señales de tráfico que nos encontremos en la vía. Ya sea un límite de velocidad, la proximidad de un peligro, de un radar o cualquier variación en la naturaleza de la vía. Es capaz de trabajar a tiempo real, de modo que nos avisará de inmediato con las señales que detecte, sirviendo de ayuda adicional. Un refuerzo de seguridad que nos indicará, por ejemplo, si en ese tramo está permitido adelantar o si cambia el límite de velocidad.

Como recuerda el blog de Carglass, este sistema está en funcionamiento en el mercado desde 2008. Fue el BMW Serie 7, el buque insignia de la marca alemana, el que lo introdujo, un sistema simple que solo detectaba los límites de velocidad. Conforme pasó el tiempo se perfeccionó el sistema para ser capaz de detectar e interpretar más señales de tráfico. Incluso se crearon sistemas capaces de actuar en los módulos de aceleración, frenos o dirección si se detectaba un peligro inminente.

¿Cómo funciona?

Las cámaras frontales, pudiendo estar instaladas junto al espejo retrovisor interior, detecta las señales de tráfico. Cuando detecta una, las analiza y envía los datos al sistema de infoentretenimiento. En algunos casos se muestra en la pantalla interior, pero la tendencia que ya se ve en vehículos de alta gama es que se proyecte en el parabrisas. Es decir, utilizar el parabrisas como un head-up display de grandes dimensiones. Por regla general se priorizan las señales de límites de velocidad. Esto es así ya que la velocidad suele ser un factor común en la mayoría de accidentes de tráfico. El propio incremento de la velocidad hace que aumente el efecto túnel, que reduce el campo de visión del conductor.

Dicho esto, el reconocimiento de señales de tráfico no mostrará al conductor todas las señales que encuentre por el camino, solo información relevante. De este modo evita saturar al conductor con información. Su aplicación, como ya hemos adelantado antes, se puede hacer de dos formas diferentes.

  • Aplicación Pasiva. En este caso lo que hace es solo mostrar el aviso o advertencia al conductor. Por ejemplo, si excede el límite de velocidad en el tramo donde circule, le avisará tanto con imagen como con sonidos, como pitidos. También avisará si hay zonas con curvas peligrosas – varias enlazadas o cerradas – o con pendiente, así como avisos de posible hielo o nieve.
  • Aplicación Activa. Aquí es cuando el coche, ante un peligro inminente, activa diferentes módulos para evitar una colisión o mitigarla. Si detecta una señal de Stop y el vehículo no se detiene, con peligro de colisión, el vehículo activará los frenos de emergencia.
0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Otras noticias que te pueden interesar:

Movimientos en el sector

Últimos Currículum Vitae

El talento se mueve. Revisa los últimos candidatos en búsqueda activa de trabajo.

Nuevas ofertas de empleo

Si están buscando una nueva oportunidad, revisa las nuevas ofertas disponibles.

Traspaso de Negocios

Si estás pensando adquirir un nuego taller, revisa amenudo nuestra sección de traspasos.